Los empleados de medio tiempo tienen esencialmente los mismos derechos y responsabilidades que el personal de tiempo completo.

 

La ley de obligaciones distingue entre los empleados a tiempo completo y los empleados a tiempo parcial. Sin embargo, hay algunas peculiaridades propias de este tipo de relación laboral.

El salario

A muchos empleados a tiempo parcial se les paga el salario por hora.  Sin embargo, si el trabajo a tiempo parcial fuera regular, se recomienda acordar un salario mensual puesto que los asalariados mensuales cuentan con una mayor protección legal.

Por ejemplo, las ausencias debido a eventos familiares o a un cambio de residencia generalmente no son remunerados en el salario por hora como tampoco los días festivos,

La excepción es el 1 de agosto. El mismo debe ser pagado obligatoriamente si cae en un día laboral. Del mismo modo, los empleados por hora deben ser remunerados por  vacaciones y en caso de enfermedad.

Trabajo a tiempo parcial

Menos dinero por el mismo trabajo

 

A los trabajadores a tiempo parcial a menudo se les paga menos que a los empleados a tiempo completo, especialmente si están contratados  bajo un régimen por hora.

 

Paradójicamente, estudios han demostrado que los empleados a tiempo parcial suelen estar más motivados y son más productivos que los empleados a tiempo completo.

Una razón por la cual el salario a tiempo parcial es a menudo más bajo que el salario de empleos a tiempo completo tiene mas bien que ver con una razón de género puesto que las mujeres, debido al rol tradicional de madre, representan mayoritariamente esta forma flexible de relación laboral.

Contra la discriminación laboral

Todos los empleados (igual el género) pueden defenderse contra casos de discriminación salarial. Para dicha causa, la víctima debe poder demostrar que cuenta aproximadamente con la misma formación profesional y que se halla ejerciendo el mismo trabajo (o un trabajo equivalente), pero ganando menos que un colega del sexo opuesto.El empleador debe demostrar que existen buenas razones para hacerlo.

La víctima puede exigir un salario mas justo, así como un pago adicional de salario por los últimos cinco años. Los empleados y empleadas que quieren defenderse contra la discriminación salarial también disfrutan de una protección especial contra el despido durante la duración del proceso y hasta seis meses después.