7 consejos para adaptarte en el mercado laboral suizo


Cuando llegué a Suiza, hace más de una década atrás, no tenía ni idea

del viaje que emprendería hasta finalmente poder ejercer un trabajo por encima del nivel mínimo, un trabajo cuyo sueldo me ayude a llegar a fin de mes sin

ayunos de por medio, un trabajo que cumpla su objetivo de satisfacer

por lo menos las necesidades básicas. Durante años he pertenecido a la

gran comunidad de los "working poor". Dejar el mercado precario ha

sido una tarea difícil, pero me ha enseñado algunas lecciones que hoy

quisiera compartir con ustedes:


1) Prepárate para una lucha:


Todos los inicios son difíciles y empezar una vida (laboral) en Suiza

tampoco es la excepción. Intenta ser realista y bajar las expectativas

respecto al puesto que deseas encontrar, sobre todo si todavía no

cuentas con los conocimientos requeridos, como por ejemplo: el idioma.

Es posible que antes de encontrar el trabajo que buscas tengas que

pasar por algunos puestos transitorios, intenta no desanimarte y

absorbe todo el conocimiento que te sea posible en cada una de estas

experiencias. Ellas te ayudarán a enfrentarte a otras situaciones del

mundo laboral y a entender mejor a la sociedad suiza a la hora de

buscar nuevamente un empleo con mejores condiciones.

Por supuesto, hay excepciones a la regla, sobre todo si tienes

experiencia en ciertas áreas (como las ciencias o la técnica), los

horizontes de búsqueda de empleo pueden ser mas esperanzadores.


2) Aprende el idioma


Es una de las cosas mas importantes a la hora de encontrar trabajo, no

necesitas aprender el dialecto, pero sí poder desenvolverte con el

idioma del cantón en el que te encuentres.

Muchas empresas suizas consideran el conocimiento del idioma como

fundamental y como un signo de integración el cual es imprescindible

para el trabajo y comunicación en el equipo. Incluso aunque tengas un

inglés maravilloso, muchos reclutadores te aconsejaran a por lo menos

tomar cursos básicos para aprender el idioma local.

Algunas organizaciones ofrecen cursos básicos de idiomas gratuitos o

muy accesibles.


3) Aprende o mejora tu inglés


Aunque la supervivencia sin el inglés en el mercado laboral es

posible, un tercer idioma extranjero, el inglés puede llegar a ser tan

importante como el idioma local. El inglés suele ser un requisito para

todo tipo de trabajos, tanto aquellos especializados como  trabajos de

menor exigencia, sobre todo aquellos que requieren atención al

cliente.


4) Continúa formándote


El saber no ocupa lugar y siendo Suiza un país que adora los diplomas,

un saber certificado es siempre la mejor opción. Intenta seguir

formándote en los puntos que crees que te impulsarán en tu carrera. Sé

asimismo realista en la elección de tu formación y ten claro que

llevará siempre tiempo y dedicación.

Al mimos tiempo delimita  tu meta, en lugar de decir "deseo conseguir un

trabajo en el área de educación", pregúntate qué es exactamente lo que

quieres hacer: ¿secretaría, pedagogía, enseñanza, etc.? Y a partir de

allí, crea un plan de cómo conseguirlo.


5) Arriésgate


No tengas miedo, preséntate, envía emails, llama por teléfono,

pregunta y arriésgate. Muchas veces sólo la iniciativa de tomar el

riesgo puede ser tan atractiva para el empleador que aun cuando no

tenga ningún puesto disponible, tu nombre puede quedar en su recuerdo

para una posible posición futura.


6) Conéctate


Es uno de los puntos más importantes a la hora de conseguir un

trabajo. La gran parte de los empleos vacantes son ocupados mediante

conexiones o recomendaciones. La llamada vitamina B en alemán (B por

Bekannter o conocido) es casi indispensable y es el talón de Aquiles

de la mayoría de los inmigrantes. Por lo tanto, busca crear redes

profesionales, como por ejemplo: Xing o Linkedin. Conéctate con grupos

con tus propios intereses y expande tu círculo.

Deja siempre caer tu intención de conseguir un nuevo desafío laboral,

quizás mañana, una llamada te sorprenderá. De hecho, mi trabajo actual

lo he conseguido gracias a la amiga de la prima de mi actual jefa. Si

yo no hubiera dejado claras mis intenciones de trabajar en el área en

la que me encuentro, probablemente ella nunca hubiera tenido tan

presente mi nombre como cuando el  anuncio llegó a sus manos.


7) Sé paciente


Y cuenta no hasta diez, sino hasta 1000. Quizás tengas suerte desde el

primer día y todo vaya de maravillas, pero si este no ha sido el caso

hasta ahora, ten paciencia y no bajes los brazos, si continúas la

lucha, mañana sembrarás todo lo que hasta ahora con mucho esfuerzo has

plantado.

Busca apoyo en las organizaciones sociales, algunas de ellas ofrecen

ayuda en la confección de Curriculums Vitae,  así como en la

orientación profesional de forma gratuita. Otras organizaciones

ofrecen apoyo incluso psicológico y todo esto en nuestro idioma.

Recuerda sobre todo que no te encuentras sola/a, existe una comunidad

muy grande de hispanohablantes con ganas de conectarse y apoyarse

mutuamente. Ser inmigrante es un desafío para todos, pero en compañía

la carga es mucho menos pesada.


Mucha fuerza, por que la salida esta a pasos de distancia, quizás del próximo que realices.

Entradas Recientes

Ver todo