Reglas sobre la terminación

 

Cualquier persona que desee rescindir un contrato de trabajo debe cumplir con ciertos plazos.

La terminación inmediata del contrato de trabajo (es decir, sin respetar el periodo de preaviso) sólo es permisible por justa causa cuando el empleado ha cometido una falta grave  (Art.: 337ff, O).

 

Esto se aplica a ambas partes, es decir  bajo las mismas (estrictas) condiciones que el empleador, el empleado puede igualmente terminar inmediatamente la relación laboral.

 

Por ejemplo en caso de agresiones y abuso verbal por parte de los supervisores, agresión sexual, violaciones graves y persistentes de las regulaciones de protección de la salud, entre otras causas.

trabajador precario rescindiendo contrato

Si el período de notificación no está regulado por contrato, se aplican los períodos reglamentarios que se hallan especificados en la Ley de Obligaciones (OR Art.: 335ff):

• Durante el período máximo de prueba de tres meses, el plazo de preaviso es de siete días.

• En el primer año de servicio, se aplica un período de pre-aviso de un mes.

• Desde el segundo hasta el noveno año de servicio, el período de notificación es de dos meses.

• Posteriormente, este período abarca los tres meses. Un despido o renuncia deben ser entregados puntualmente a más tardar el último día del mes incluyendo domingos y festivos.

La terminación de un contrato de trabajo debe justificarse por escrito si la otra parte así lo solicita. 

 

Restricciones que impiden temporalmente un despido

Si un empleado se encuentra total o parcialmente incapacitado por enfermedad o accidente, el empleador no puede despedirlo, después de la expiración del período de prueba, durante los siguientes períodos:

 

• 30 días en el primer año de servicio.

• 90 días desde el segundo y quinto año de servicio.

• 180 días desde el sexto año de servicio.

Asimismo, la ley protege a empleadas durante el periodo de embarazo y hasta 16 semanas después del nacimiento. De manera similar, durante el servicio militar o civil de un empleado, el mismo no puede ser despedido.

Si durante el período de preaviso, ya en ejecución, fuera a producirse una baja por enfermedad, accidente, embarazo o servicio militar o civil, el mismo se interrumpirá y sólo continuará después del final de la situación que impide el despido.

Contra el despido abusivo, el empleado debe protestar por escrito durante el período de preaviso y, de ser necesario, presentar un reclamo de indemnización dentro de los 180 días posteriores a la terminación del contrato laboral.