Los salarios y las deducciones sociales

Los contratos colectivos sí estipulan un salario mínimo obligatorio. El factor determinante es el acuerdo que consta en el contrato individual de trabajo o en el convenio colectivo. 

Las contribuciones  a la seguridad social se deducen del salario bruto.  Cada empleador debe pagar contribuciones aproximadamente equitativas. En una relación laboral, el empleador financia la seguridad social de sus empleados.

 

Debe tener esto en cuenta al comparar sus ingresos con las tasas de autoempleo. Estos tienen que pagar por su provisión de riesgos y de vejez en gran medida solos.

Contribuciones a la seguridad social deducidas de usted (a partir de 2012):

  • AHV / IV / EO: 5.125% del salario. El empleador y el empleado contribuyen cada uno la mitad del monto.

  • Seguro de desempleo: 1.1% del salario  hasta un máximo de CHF 148.200. El empleador paga en este caso también la mitad de los costes.

 

  • Seguro por accidentes laborales: la prima del seguro de accidentes es pagada por el empleador.

  • Fondo de pensiones: obligatorio en salarios entre CHF 21.330 y CHF 85.320; las primas son diferentes y suman alrededor del 7% del salario total. 

 

  • Seguro diario de beneficios por enfermedad diario: opcional, al menos la mitad de la prima debe ser sufragada por el empleador.

  • Impuesto en Origen: este impuesto se deduce directamente del salario total y se aplica a las personas que: tienen su domicilio fiscal en Suiza, que aun no tienen el permiso de residencia  C o  no tienen residencia fiscal en Suiza, pero trabajan dentro del territorio suizo (trabajadores fronterizos, residentes semanales,  atletas, artistas, etc.).

 

El empleador está obligado a deducir el impuesto requerido del sueldo y entregarlo a las autoridades fiscales. Las tarifas fiscales del Impuesto en origen son diferentes para cada cantón.

El empleado tiene derecho a un salario conforme a los servicios prestados. Este salario es negociable y, puesto que la Ley no contempla un sueldo mínimo fijo, puede variar de acuerdo a cada caso individual.

 

Al mismo tiempo, beneficios como bonos, aguinaldos o comisiones no son legalmente obligatorios y dependen de la política de salario de cada empresa. Al contrario, gastos de viáticos, como de traslado o de alojamiento en el extranjero por viajes de negocios deben ser remunerados (Art.: 327a O)